¿Qué es una política pública?

Donostia

Nos gustaría definir lo que es (o debe ser) una política, básicamente, mediante cinco afirmaciones, que pueden ayudar a capturar el sentido y las potencialidades del concepto (…).

  • Una política es (o debe ser) una estrategia.
  • Una política es (o debe ser) un proceso.
  • Una política es (o debe ser) un sistema.
  • Una política es (o debe ser) una red.
  • Una política es (o debe ser) un relato.

Definimos estrategia como un esquema, una lógica o un patrón articulado y coherente de medios (líneas de actuación) y, especialmente, de fines (objetivos), relativamente abstracto y flexible, que está basado en una determinada perspectiva o interpretación acerca de la realidad (interna y externa) y que permite el sostenimiento y la mejora a medio plazo de un sistema o red en su entorno para el cumplimiento de su misión o, al menos, de objetivos importantes (…).

Pero también podemos decir que una política es un proceso. Según la definición que hemos propuesto, los procesos son “series, flujos o entramados de actividades (por lo tanto de acción e interacción) en las que se ponen en juego unos recursos y mediante las cuales se desencadenan unos efectos” (…). Son las actividades que forman parte de una política las que (…) consiguen dar respuesta a las necesidades de referencia para esa política o, dicho de otro modo, cumplir su finalidad. Necesidades y finalidad que son, en última instancia, las que definen su ámbito, su objeto, su materia, su asunto, su campo: las que la diferencian de otra política.

Y una política es o aspira a ser, también, un sistema. Un sistema es un proceso estructurado con cierta capacidad de autorregulación, denominando estructura a la forma o configuración más o menos reconocible y estable que adopta la actividad (la acción, la interacción y la autorregulación) en una organización en la medida en que ocurre de forma regular, reiterada y recurrente (…). Las políticas existen y son reconocibles en tanto en cuanto se configuran como estructuras, como conjuntos de dispositivos suficientemente reconocibles, explícitos, integrados, normados o institucionalizados de acción, relación y autorregulación.

Señalamos en cuarto lugar que una política es una red, un determinado entramado o tejido de relaciones entre unos agentes, es decir, personas y grupos interesados e implicados (stakeholders). Comprender una política es, en buena medida, entender qué dan y qué reciben, qué recursos aportan y qué efectos obtienen, qué derechos y deberes tienen unos agentes conectados entre sí en función de dicha política (…).

Y decíamos, en quinto y último lugar, que una política es (utilizando una metáfora de moda) un relato: una formulación explícita, una narración, un conjunto de textos, un discurso, un marco cognitivo que intenta delinear, alinear, impulsar, catalizar, orientar y legitimar los cursos de acción por los que optan o que adoptan los diversos agentes. A esa dimensión de las políticas nos referimos cuando hablamos de los procesos de enmarque (framing) de las decisiones y de sus consecuencias.

Texto tomado de las páginas 40 y 41 de Diseño de políticas sociales (más información aquí). La fotografía corresponde a la presentación del libro en Donostia-San Sebastián. La próxima presentación está prevista para el 11 de marzo a las 19:00 horas en el Museo Bibat de Vitoria-Gasteiz (pronto más información). Existe más material del libro disponible en PDF solicitándolo a fernando@fantova.net.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA image
*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing