Una apuesta estratégica por los servicios sociales

Casas amigas

Los países o, en general, territorios competitivos que conquistan posiciones ganadoras en el contexto de la globalización imperante se caracterizan por la realización de apuestas colectivas inteligentes mediante las que se anticipan en la consecución de círculos virtuosos o efectos multiplicadores entre innovación tecnológica, desarrollo económico, inclusión social y adhesión ciudadana en torno a objetivos claros y compartidos. Hoy y aquí la apuesta por los servicios sociales podría constituir una de esas apuestas estratégicas ganadoras, si sabemos ver las oportunidades y alinear los esfuerzos adecuadamente, como muestra la evaluación comparada de políticas públicas y estrategias territoriales.

Ello es así, en primer lugar, porque los servicios sociales dan respuesta a un tipo de necesidades que se están incrementando con inusitada rapidez en nuestras sociedades. Se trata de las necesidades que tienen que ver con cuidados y apoyos que tradicionalmente se proporcionaban en las redes familiares y comunitarias pero que con el aumento de la esperanza de vida y los cambios en las dinámicas y estructuras relacionales primarias, reclaman la estructuración de un nuevo sector de actividad profesional y de un nuevo pilar del sistema de bienestar, como en su día, para responder a cambios sociales anteriores, se constituyeron el sanitario, el educativo, el de garantía de ingresos…

Por otra parte, la oferta de servicios sociales, con sus indudables efectos en la calidad de vida de la población, es un componente imprescindible, junto a otras fortalezas relacionadas con nuestra geografía, gastronomía  y clima o nuestro estilo de vida (familiar, comunitario, mediterráneo, vitalista…) para retener y atraer personas mayores (o no tan mayores) poseedoras de diversos tipos de capital (intelectual, económico…) cuya inversión genera importantes retornos en términos de afloración y creación de empleos flexibles y no deslocalizables, actividad económica y tributación (como los estudios de Ignacio Zubiri han demostrado).

La apuesta por la investigación, desarrollo e innovación en materia de diseño y prestación de servicios sociales puede ser una apuesta ganadora. Como cualquier apuesta, no está exenta de riesgos, pero contamos con buenas prácticas y evidencia prometedora que tiene que ver con fórmulas cada vez más domiciliarias, comunitarias, tecnológicas y participativas de atender y acompañar a las personas, que a la vez, contribuyen a hacer más eficientes y sostenibles las inversiones en los ámbitos de la sanidad y la vivienda, que, sin unos servicios sociales fuertes, no pueden responder por sí mismos al cambio social que estamos viviendo.

Utzi erantzuna

Zure helbide elektronikoa ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

CAPTCHA image
*

Ondorengo XHTML etiketa eta atributuak erabil ditzakezu: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing