Por una ecología del cuidado

cuidados-del-bebe-sueño

La mirada ecológica es la mirada que nos ayuda a ver la profunda y radical interdependencia existente entre los seres vivos y su entorno. La ecología es la ciencia que nos está ayudando a comprender que no podemos dañar ese entorno sin dañarnos antes o después. Los movimientos ecologistas denuncian estructuras y comportamientos económicos y sociales que ponen en riesgo la sostenibilidad de la vida. Biólogos como Humberto Maturana o Francisco Varela nos dicen que “como humanos sólo tenemos el mundo que creamos con otros” y desvelan, hasta qué punto nos hacemos en el acoplamiento estructural que representa la interacción humana, en la que nos mostramos profundamente dependientes y, a la vez, activa y reflexivamente capaces.

En diversas etapas y momentos de nuestro ciclo vital tenemos una especial necesidad de que nos cuiden, de que alguien se preocupe, en palabras de Constanza Tobío, de asegurarnos “la nutrición, la higiene, el abrigo o el descanso, elementos todos ellos imprescindibles para la supervivencia”. Carol Gilligan habla de la ética del cuidado (históricamente vivida y representada en mayor medida por las mujeres) señalando que la construcción de vínculos y la responsabilidad por la otra persona que se dan en las genuinas relaciones humanas de cuidado pueden y deben permear el conjunto de nuestra vida social. Yayo Herrero nos ayuda a hermanar luchas y políticas ambientales con luchas y políticas sociales cuando señala que son los mismos países del Sur aquellos en los que expoliamos los recursos naturales para alimentar nuestra economía depredadora y de los que extraemos a las mujeres migrantes para alimentar las cadenas globales de cuidados.

Serge Guérin habla de la revolución silenciosa que muchas personas (en especial mujeres) mayores están haciendo al cuidar a otras. En muchas ocasiones son sus madres, padres, cónyuges, nietas, nietos… pero, señala, en casi el 20% de los 3,5 millones de personas que cuidan en Francia, las personas que cuidan no tienen vínculos biológicos o civiles con las personas a las que cuidan. Una sociedad del cuidado es una sociedad que pone en pie un renovado Estado de bienestar que cuida de este valioso tesoro de capital social, de este yacimiento de bienes relacionales, de este conjunto de recursos morales que, hoy y aquí, de forma muy invisible, en el corazón de nuestra sociedad, cuidan cada día para que no acabe por perder su rostro humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA image
*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing