Los tres entornos para la profesionalización y escalabilidad de los cuidados de larga duración

Zainlab 2

A continuación se quiere presentar un boceto de un posible modelo simplificado (pero quizá de alguna utilidad) para analizar hipotéticas trayectorias de desarrollo y cualificación de los cuidados de larga duración en nuestro país. Se trata de un ejercicio bastante tentativo y especulativo en las categorías que utiliza y notablemente grosero e inexacto en muchas de las cantidades que se anotan, pero se espera que sirva para avanzar un paso en nuestros análisis y reflexiones. Veamos.

Las personas que, de forma más súbita o progresiva, se encuentran en la circunstancia de necesitar cuidados de cierta intensidad, que, previsiblemente, se van a prolongar en el tiempo, pueden encontrar apoyo, fundamentalmente en tres tipos de entorno o espacio: el que denominaremos comunitario, el que podemos llamar doméstico y el que referiríamos como institucionalizado. Los distinguiremos de esta manera (sin fijarnos ahora en situaciones híbridas, intermedias, borrosas u otras):

  1. La persona que está, fundamentalmente, en el espacio comunitario normalmente recibe los cuidados, principalmente, de alguien de su familia, con una diversidad de profesionales de apoyo en segundo plano.
  2. La persona que está, básicamente, en el entorno que llamamos doméstico suele tener como proveedora fundamental de cuidados a una persona a la que paga.
  3. La persona que ubicamos en el espacio institucionalizado recibe los cuidados en el marco de servicios profesionalizados (tendencialmente) residenciales.

Cada uno de esos tres espacios o entornos y sus posibles variantes presenta ventajas y desventajas (costes y beneficios, fortalezas y debilidades, oportunidades y amenazas) en referencia a diversas cuestiones: disponibilidad de recursos, efectos en la calidad de vida de las personas, impacto de género u otros, sostenibilidad (de diferentes tipos) u otras. Nótese que la clasificación se intenta hacer desde la experiencia de la persona receptora de cuidados, sin reparar inicialmente en quién aporta los recursos (quién cubre los costes) y a quién benefician los impactos y retornos.

En números redondos y con brocha gorda, podríamos calcular que de las 100.000 personas que se encontrarían en Euskadi en la situación referida de necesitar cuidados de larga duración se repartirían, respectivamente, en los siguientes grupos: 65.000 (1), 15.000 (2) y 20.000 (3). En cuanto a los recursos profesionales y sus costes, de nuevo en forma impresionista, podríamos asumir que:

  • En el espacio 1 hay una variedad de perfiles profesionales con diferentes cualificaciones (pongamos que hay 5.000 en el equivalente en jornadas completas dedicadas a esta población) y podríamos estar pensando en un coste de esos servicios profesionales de 500 euros por persona destinataria y mes.
  • En el entorno 2 predominan las empleadas domésticas (digamos unas 15.000 personas) y podríamos calcular un coste de 1.000 euros por persona atendida y mes.
  • En el espacio 3 el perfil más frecuente es el de las gerocultoras (calculemos unas 10.000 personas) y podríamos estimar un coste de 2.000 euros por persona usuaria y mes.

Suponemos que todo esto nos da un coste anual en Euskadi de 1.000 millones de euros, repartidos de la siguiente manera: 300 millones (1), 200 millones (2) y 500 millones (1). Según diversas estimaciones, si hoy se estuviera dando respuesta a las necesidades existentes, estaríamos duplicando los costes. Y si calculamos que, en 2040, son 150.000 las personas que estarán necesitando cuidados de larga duración y se habrá producido, además, una disminución del cuidado primario (básicamente familiar) disponible del 50%, tendríamos unos costes en 2040 que cuadruplicarían los actuales, si se quisiera responder a las necesidades.

En función de la capacidad de los diferentes agentes implicados de aportar o lograr recursos y de introducir innovaciones técnicas, tecnológicas, organizativas, sociales y políticas en cada uno y en el conjunto de esos tres espacios, se producirá una evolución u otra de nuestros cuidados de larga duración e irá variando el peso y la configuración de cada uno de esos tres espacios u otros. El boceto de modelo ya sugiere que los esfuerzos y aportaciones tienen consecuencias y generan equilibrios o desequilibrios diferentes en función del espacio o entorno al que se dirijan. Y después viene la pregunta que hizo Josep Pla ante la iluminación de Nueva York: Y todo esto… ¿quién lo paga?

Bibliografía revisada

AYALA, Luis y otras (2021): Economía del Estado de bienestar. Cizur Menor, Aranzadi.

CACHÓN, Elena (2021): “Trabajo de cuidados: tensiones derivadas de su definición, sus regímenes de funcionamiento y su organización social” en Lex Social, número (11)1, páginas 558-586.

EUSTAT (2021): Panorama estadístico de las personas mayores. Vitoria-Gasteiz.

GEROKON (2021): El precio justo: lo que cuesta atender a una persona dependiente en un centro residencial. Bilbao, CEAPS.

MARTÍNEZ, Rosa y otras (2018): La atención a la dependencia en España. Evaluación del sistema actual y propuesta de implantación de un sistema basado en el derecho universal de atención suficiente por parte de los servicios públicos. Estudio de su viabilidad económica y de sus impactos económicos y sociales. Madrid, Fedea.

OPS (Organización Panamericana de la Salud)(2020): Atención integrada para las personas mayores (ICOPE). Guía sobre la evaluación y los esquemas de atención centrados en la persona en la atención primaria de salud. Washington.

SANCHO, Mayte y MARÍNEZ, Teresa (2020): Residencias de personas mayores: ¡no más de lo mismo! Valladolid, Junta de Castilla y León.

WHO (World Health Organisation) (2021): Social isolation and loneliness among older people: advocacy brief. Geneva.

YANGUAS, Javier (2021): Pasos hacia una nueva vejez. Barcelona, Destino.

ZENTZUZ (2021): Cuidadoras migradas: el Sur de nuestro Norte. Vitoria-Gasteiz, Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.

(Reflexión realizada en el marco del proyecto #ZainLab, uno de cuyos encuentros recientes aparece en la fotografía.)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CAPTCHA image
*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing