Comunidad, participación, salud y bienestar

Hablar de comunidad es hoy más necesario que nunca precisamente por la manera en la que la crisis del modelo de bienestar está afectando a las comunidades realmente existentes. No apostamos por la comunidad porque presenten una gran vitalidad los cuidados familiares, la convivencia vecinal, la participación ciudadana o el compromiso cívico, sino por una mezcla de debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades al respecto.

El enfoque comunitario es aquel enfoque que busca potenciar las sinergias entre intervención profesional y lazos familiares y comunitarios.

El sector sanitario es uno de los sectores de actividad con mayor impacto en el bienestar de la población. Ahora bien, no es el único, pues tan importante como el bien que protege y promueve el sector sanitario (la salud), son los bienes que protegen y promueven otros sectores de actividad.

El enfoque comunitario ha de aplicarse, primero y principalmente, en la atención individual que se presta en el sector sanitario. Lógicamente, también en otras actividades o actuaciones que se realizan en el sector sanitario (incluidas, lógicamente, aquellas que más fácilmente nos vienen a la cabeza cuando pensamos en lo comunitario: consejos de participación; mesas de coordinación; actividades de promoción, educación, sensibilización; eventos lúdicos y festivos; utilización de las redes sociales de Internet…).

Para la coordinación, convergencia e integración de la actuación de las unidades organizativas del sistema sanitario público (y del sistema como tal) con unidades, organizaciones o en general, agentes de otros sistemas y sectores (servicios sociales, servicios educativos…) es fundamental entender y visualizar adecuadamente la misión, la estructura, la lógica y la agenda de los otros sistemas y sectores.

El reconocimiento del sistema público de servicios sociales como otro sistema cuyo bien protegible (autonomía funcional e integración relacional) es tan valioso como la salud es un requisito previo para una verdadera coordinación sociosanitaria. El sistema de servicios sociales es, como el sanitario, para toda la gente (no es un sistema residual o de último recurso para supuestas minorías).

El enfoque comunitario lleva a las y los profesionales de la salud a comprender cada vez mejor la manera de alcanzar la salud en coordinación con la comunidad y otros agentes y la manera en que la salud es una parte de una meta común y compartida con otros sectores que llamamos bienestar.

(Hasta aquí algunas de las ideas clave de una conferencia para la III Jornada sobre Participación y Actividades Comunitarias en Salud, Mieres (Asturias), 21 de noviembre de 2013. Resumen en esta web: Mis documentos/Desarrollo comunitario y sector voluntario.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA image
*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing