Cambio tecnológico y desintegración de los servicios sociales

isocial 3

El impacto de las tecnologías, del cambio tecnológico, en la vida social y, específicamente, en las organizaciones y sistemas de actividades profesionales no es privativo de la tecnología digital pero ésta, posiblemente, esté desencadenando y vaya a desencadenar cambios estructurales en el funcionamiento social de una velocidad e intensidad desconocidas. En la actualidad cabe presentar la hipótesis de que el cambio tecnológico ligado al procesamiento inteligente de grandes cantidades de datos contribuiría a una creciente desintegración, diferenciación o separación de dos actividades que encontramos notablemente mezcladas en los servicios sociales realmente existentes, como son:

  • La asignación de recursos económicos (o incluso en especie) para necesidades de subsistencia material (también, en su caso, habitacionales), en función de información administrativa sobre carencia de dichos recursos (cuestión en la que los servicios sociales son cada vez menos competitivos).
  • La oferta de cuidados, apoyos e intervenciones para desarrollar y complementar la autonomía para proyectos, decisiones y actividades de la vida diaria en relaciones primarias familiares y comunitarias, en función de valoración propositiva desde las disciplinas de la intervención social (que podría quedar como cometido de los servicios sociales).

Además, en el actual contexto, la ciudadanía aprende cada vez más a distinguir para qué necesidades admite o desea, en buena medida, una prescripción facultativa y una autoridad pública (claramente, por ejemplo, las de salud) y para cuáles prefiere, más bien, ejercer su autonomía moral y capacidad de elección (por ejemplo, las de vestido). Hoy por hoy, para muchas necesidades a las que pretendían dar respuesta los tradicionales servicios sociales, gran parte de la población prefiere dinero en función de criterios fácilmente objetivables (para pagar, por ejemplo, por alimento o suministros del hogar) en lugar de intervención profesional en función de un diagnóstico y una planificación basadas en conocimiento científico y técnico. Y, desde luego, lo que no tiene mucho sentido es que personal formado para la intervención técnica se dedique a la tramitación administrativa.

Sin embargo, por otro lado, por ejemplo, en la medida en que se va incrementando la capacidad de dispositivos móviles o llevables por la persona (que reciben, procesan y entregan datos en tiempo real), estos dispositivos pueden tener más peso como parte del proceso de diagnóstico, prescripción y aplicación de la prescripción y para la integración entre la acción de la persona usuaria y de la organización prestadora del servicio, de modo que se puede ir ampliando y enriqueciendo la gama de servicios sociales de prevención, cuidado y apoyo en un continuo de carácter altamente personalizado y comunitario.

Ciertamente, la sociedad digital del conocimiento representa un desafío imponente para nuestros servicios sociales. Puede ser la puntilla que acabe por mandarlos al basurero de la historia, contribuyendo a fragmentarlos y recombinarlos con otras actividades hasta no dejar rastro de ellos. O puede ser una poderosa palanca de transformación hacia los servicios sociales que muchas hemos soñado, un revulsivo para alinear esfuerzos desde fortalezas como la capacidad investigadora de la academia, la fuerza movilizadora de los colegios profesionales y las sociedades científicas, la capacidad de gestión de las entidades solidarias, la autoridad pública de las Administraciones y el impulso innovador de las políticas para esos nuevos servicios sociales que este minuto reclama y posibilita.

(Adaptación de fragmentos del artículo “Los servicios sociales ante la inteligencia de grandes cantidades de datos”, publicado por la Fundació iSocial, que puede descargarse completo aquí.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA image
*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing