Integración o desintegración de los servicios sociales

vizcaya

La actual ola (en todos los campos de la economía, la Administración y la vida social) de innovación, transición o revolución digital es una poderosa corriente de destrucción creativa (eso es la innovación) que desintegra e integra vertical y horizontalmente, de sorprendentes maneras, las actividades y organizaciones humanas. Que se lo expliquen, si no, a las empresas que gestionaban cines y que creyeron que las compañías de telefonía eran sus proveedoras (como las fabricantes de muebles que les vendían las butacas), cuando lo que finalmente ha sucedido es que ahora vemos las películas en ese aparato que seguimos llamando teléfono.

Esa ola atrapa a los servicios sociales en un momento peculiar, no particularmente fácil de comprender para las personas con conocimientos sobre gestión y consultoría o con responsabilidades políticas que se acercan a nosotras para ayudarnos a innovar. Es un momento de mudanza en el que los servicios sociales, en buena parte de la legislación vigente y consensos de la comunidad de conocimiento, habían apostado por un proceso de universalización, es decir, por superar su posicionamiento residual como última red sin objeto o bien protegible propio y específico de interés general. Un momento, sin embargo, en el que ese proceso de universalización (y consiguientemente, de configuración como un pilar del bienestar similar al educativo o al sanitario) dista de haberse logrado.

Lógicamente, los procesos de intervención, gestión y gobierno son muy diferentes en unos servicios sociales-última red (que se ocupa prácticamente de cualquier necesidad para determinados colectivos minoritarios) y en unos servicios sociales-pilar (que se ocuparían de unas determinadas necesidades para cualquier persona, para todas las personas). Por eso, en ocasiones los intentos de mejora, desarrollo o innovación en los sistemas públicos de servicios sociales realmente existentes están potenciando dimensiones contradictorias:

  • En la medida en que el control social punitivo de personas en situación de vulnerabilidad general (económica, laboral, habitacional y otras) es una labor que nunca se ha dejado de realizar en los servicios sociales, determinadas innovaciones acentúan la asimetría de poder y la vulneración de los derechos humanos de estas personas. Por ello surgen frecuentemente alertas éticas y políticas respecto de medidas que están tornando más crueles y humillantes, si cabe, determinados tratamientos proporcionados por los servicios sociales,
  • En el otro extremo, quienes apuestan por unos servicios sociales más relacionales, personalizados, participativos, preventivos, colaborativos y comunitarios están encontrando nuevas fórmulas, formatos o procesos para transformar los servicios sociales y, específicamente, para la escalabilidad de nuevos modelos de cuidados, apoyos e intervenciones en los domicilios, los vecindarios y los territorios.

Esta situación puede ser el principio del fin y acabar por mandar los servicios sociales al basurero de la historia, contribuyendo a fragmentarlos y recombinarlos con otras actividades hasta no dejar rastro de ellos. O puede ser un revulsivo para alinear esfuerzos desde fortalezas como la capacidad investigadora de la academia, la fuerza movilizadora de los colegios profesionales y las sociedades científicas, la capacidad de gestión de las entidades solidarias, la autoridad pública de las Administraciones y el impulso innovador de las políticas para esos nuevos servicios sociales que este minuto reclama y posibilita.

(Entrada de arranque para el Aula de Formación Permanente “Repensar los Servicios Sociales” que comienza hoy en Cantabria. Fotografía del Salón Vizcaya, mítico cine del barrio de San Francisco, en Bilbao.)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CAPTCHA image
*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing