¿Qué prevención de la soledad no deseada?

saretu 5

En lugar de considerar la prevención como lo contrario de la intervención (entendiendo que, si la prevención tiene éxito, no será necesaria la intervención) o como un tipo de intervención (diferente de otras, como las orientadas a paliar efectos de situaciones, las que buscan desencadenar cambios en las capacidades de las personas o las que pretenden modificar entornos), cabe concebirla como un enfoque, dimensión o valor añadido siempre presente, deseablemente (en mayor o menor medida), en cualquier intervención. La acción preventiva se caracteriza por su precocidad y proactividad y pretende hacer innecesaria o menor otra actuación, posiblemente más intensa y costosa.

En materia de prevención, en el ámbito de las políticas sociales, el enfoque más citado es posiblemente el planteado por Gerald Caplan en 1964, que, desde la psiquiatría comunitaria, distingue entre prevención primaria (anterior a la aparición del fenómeno que nos preocupa, podríamos decir), secundaria (en estadios precoces del fenómeno o cuando se considera que hay riesgo de que aparezca) y terciaria (cuando el fenómeno se ha manifestado). El médico Marc Jamoulle, en 1986, añade la prevención cuaternaria para referirse a la evitación de la iatrogenia o efectos indeseados de las propias intervenciones de abordaje del fenómeno en cuestión, incluyendo las propias acciones preventivas. En un sentido similar (aunque con matices) se habla de prevención universal (con toda la población), selectiva (con población en riesgo) o indicada (con población afectada), según la propuesta de Robert Gordon en 1987, que ha hecho fortuna, especialmente, en relación con las adicciones.

¿Qué tipo de abordaje preventivo puede ser más necesario, hoy y aquí, para la soledad no deseada?

Da la impresión de que, en esta materia, parecen predominar intervenciones que ponen el foco en personas que ya están en situación de soledad no deseada o aislamiento social. Por eso, tenemos, quizá, el reto de experimentar y obtener evidencia en intervenciones preventivas que alcancen e involucren a personas que no se sienten solas y que disponen de una significativa cantidad, calidad y diversidad de vínculos y relaciones primarias.

Por otro lado, aunque la soledad, sin duda, tiene causas macroestructurales, necesitamos, posiblemente, intervenciones de alcance intermedio que no impactarían directamente en estructuras económicas, urbanísticas o educativas. Se trataría de formatos o dinámicas de comportamiento, comunicación, colaboración, convivencia o  participación en comunidades o redes en el territorio y en la capa digital. Formatos y dinámicas posteriormente replicables y escalables y que, entonces, hipotéticamente, sí podrían aspirar a un alcance o impacto más estructural.

Por último, hay cierta tendencia a marcar nuestras intervenciones con conceptos de moda y asociarlas a colectivos específicos (así, en este momento se está posicionando el par soledad-mayores). Por ello, cabe explorar formatos y dinámicas no necesariamente presentadas como antídoto de la soledad no deseada. Y compatibles, complementarias y sinérgicas con otras iniciativas de diversa índole (vecinales, recreativas, culturales, solidarias, participativas u otras). Dinámicas y redes diversas de personas diversas en todos los sentidos (y, por diversas, quizá complementarias).

(Notas en el marco del proyecto Bizkaia Saretu, del grupo cooperativo de iniciativa social Servicios Sociales Integrados, de Bilbao.)


  1. ¿Cuál es el antónimo de la “soledad no deseada”, la “soledad deseada” o “la compañía deseada?

    ¿Cómo se debería afrontar la situación, combatiendo la soledad no deseada o propiciando la compañía deseada?

    Aunque los objetivos puedan ser similares no es lo mismo trabajar “contra” que hacerlo “a favor”.

  2. ¿Lo opuesto a la soledad no deseada es la soledad deseada o la compañía deseada?

    ¿Se debe trabajar para combatir los efectos de la soledad no deseada o para construir compañías deseadas?

    A mi entender, no es un juego de palabras, siempre es más gratificante trabajar “a favor” de algo que “en contra”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA image
*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing