¿Estamos a tiempo de reiniciar la vida comunitaria?

fedaia

En nuestro entorno, durante décadas, los servicios sociales se han considerado especializados en la medida en que se dirigían a un determinado colectivo poblacional. Saber más no era tanto, al parecer, saber más sobre necesidades, capacidades, herramientas o enfoques de intervención social, como saber más sobre mayores; personas con discapacidad; niñas, niños o adolescentes y así sucesivamente. No pocas trayectorias de intervención o estudio de profesionales y organizaciones han discurrido, básicamente, sin salir apenas de esos nichos o silos en los que una buena parte de nuestros servicios sociales, públicos o subvencionados, llevan segmentados tantos años, de forma inmutable, en muchos lugares.

Sin embargo, a pesar de esa notable incomunicación entre comunidades de práctica y conocimiento, posiblemente a partir de experiencias e influencias similares, cabe identificar paralelismos en la evolución de las propuestas que se van haciendo para la intervención social con esos diferentes segmentos de población, fundamentalmente orientadas hacia una intervención cada vez más preventiva, personalizada, comunitaria, integrada vertical y horizontalmente y capaz de conectar con una mayor diversidad y complejidad de agentes y entornos. Es como si las estudiosas y profesionales que se encontraron con las personas en situaciones en las cuales aparecían etiquetadas, consideradas, clasificadas y tratadas sólo como miembros de un colectivo especial, fueran invitadas a ir, metafóricamente, aguas arriba, en busca de situaciones anteriores (o posteriores) de dichas personas, en las cuales fueran miradas, encontradas, evaluadas y atendidas como personas con diversas dimensiones y relaciones, como miembros de una comunidad, como ciudadanas con capacidades y poder.

Ahora bien, lo que nos relatan profesionales y voluntarias que acompañan a personas de cualquier edad en situación de complejidad o exclusión social en la búsqueda de redes familiares o comunitarias y de territorios amigables e inclusivos es, por una parte, que encuentran dificultades que tienen que ver con el hecho de que estas personas fueron extraídas de dichas redes y entornos (muchas veces por parte del propio sistema de servicios sociales) en momentos y de maneras que dificultan especialmente su actual integración o inclusión relacional y comunitaria activa y sostenible. Por otra parte, procesos de precarización económica, segmentación territorial, reestructuración familiar, desconexión convivencial, debilitamiento cívico y crisis cultural están fragilizando, posiblemente, ese entramado relacional y comunitario que debiera estar esperando con los brazos abiertos a esas familiares, amigos, vecinas y compañeros que regresan o vienen (o debieran hacerlo, hoy, como en anteriores oleadas en otros momentos históricos) desde los centros especializados.

Usando una metáfora de la anatomía humana, decía Ignacio Crespo que es como si tuviéramos deteriorada o debilitada la faja abdominal, ese conjunto de músculos que tienen la función de sostener importantes órganos de nuestro cuerpo y dar estabilidad a la propia columna lumbar. De poco sirve que trabajemos otros músculos, por ejemplo de nuestras extremidades, si esa parte básica y central nos falla.

Realmente, no podemos saber con seguridad si estamos a tiempo de fortalecer nuestra musculación comunitaria, de reiniciar (como se dice en informática) la vida comunitaria. Lo que sí parece seguro es que intentarlo de manera mucho más sistemática e intensa resulta imprescindible si queremos que los servicios sociales puedan contribuir significativamente a un funcionamiento eficiente y sostenible del conjunto del sistema de bienestar.

(Texto para el Fórum Fedaia.)

Utzi erantzuna

Zure helbide elektronikoa ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

CAPTCHA image
*

Ondorengo XHTML etiketa eta atributuak erabil ditzakezu: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing