Entender los servicios sociales

opiniones

En períodos electorales es esperable que, en los medios de comunicación y las redes digitales, se hable de los servicios sociales más que de costumbre y, frecuentemente, tenemos ocasión  de comprobar cómo, incluso personas con responsabilidades políticas o profesionales en materia de servicios sociales, se refieren a ellos de una manera que contribuye a distorsionar su imagen: Desde quien denomina “servicios sociales” a todos los servicios de bienestar (es decir, incluyendo a los sanitarios, educativos y otros) hasta quien los presenta como servicios para las personas más vulnerables (desconociendo que se trata de servicios universales, para todas las personas). Desde quien, cuando se le pregunta por los servicios sociales (que son servicios, como su mismo nombre indica), responde hablando de ayudas monetarias o materiales hasta quien, desconociendo que la prestación de servicios sociales puede (y debe) suceder en buena medida en los domicilios, el territorio o la capa digital, confunde servicios con centros (es decir, con la parte de los servicios sociales que sucede en sus propias instalaciones físicas).

Desde la comunidad de conocimiento sobre servicios sociales intentamos hacer un esfuerzo para que éstos se entiendan mejor: Como servicios que pretenden anticiparse y ayudar a todas las personas ante el riesgo que todas tenemos de ver deteriorarse el delicado equilibrio entre nuestra autonomía para las decisiones y actividades de la vida diaria o cotidiana y las relaciones primarias de carácter familiar y comunitario en las que nos apoyamos en los diferentes momentos y situaciones de nuestro ciclo y proyecto vital. Como ámbito de actividad que, de la mano de otros (como los de vivienda, salud, garantía de ingresos, educación o empleo), contribuye de manera muy importante a la sostenibilidad, seguridad y calidad de la vida de todas las personas en su entorno vital.

En ocasiones, el exceso de referencias a los casos más graves que atendemos, a las carencias que abordamos (más que a los resultados que obtenemos), a los procesos administrativos o burocráticos que (como toda organización) necesitamos, a las intervenciones de urgencia o emergencia (que todos los sistemas realizan, como el nuestro) o a los problemas que padecemos en este cambio de época y de contrato social que estamos viviendo pueden contribuir a que tengamos un posicionamiento negativo en la mente de la población y a que la ciudadanía nos rehúya y prefiera no pensar en nosotras. Debemos analizar en qué medida y de que forma contribuimos a que no se nos entienda o se nos entienda mal.

Es una de nuestras tareas: entender mejor los servicios sociales para, también, explicarlos mejor, para visibilizar su potencia protectora y su valor añadido para ayudar a todas las personas a llevar vidas más libres, seguras, cálidas, amigables y felices.


  1. Excelente, señor Fantova. Totalmente de acuerdo. Mucho por entender y aún más por explicar.

  2. Tienes razón, Fernanxo. ¿Cómo vamos a pedirles a las/los políticos qué entiendan el sistema de ss.ss. cuando a quienes nos corresponde clarificar lo somos tan perezosos, salvo conocidas excepciones. Saludos.

  3. Gracias Fernando.
    Seguimos intentando explicar el papel de los Servicios Sociales en el marco de las políticas públicas para sostener la vida digna y comunitaria.

  4. Cierto Fernando, existe una gran confusión en la utilización del término de servicios sociales, es hora que nosotros, los propios profesionales del sector, lleguemos a un consenso sobre dicho término, ya que también nosotros somos ambiguos cuando hacemos referencia a los servicios sociales y sobre todo, en relación a su objeto. Gracias amigo por poner en la mesa alguna luz para el debate.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CAPTCHA image
*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing