Por una estrategia compartida de conocimiento e innovación en materia de cuidados, intervención social y servicios sociales

asesor

En un reciente artículo publicado tanto en el blog del SiiS como en Llei d’Engel, Joseba Zalakain identificaba la estrategia de investigación, desarrollo e innovación como una de las fundamentales en unos servicios sociales notablemente desarticulados en su ecosistema de agentes. En dicho artículo, identificaba algunas de esas protagonistas que, desde el encuentro interprofesional en las redes sociales, las dinámicas académicas, los centros de estudios, los colegios profesionales (de trabajo social, educación social, psicología u otros), las administraciones públicas, las revistas especializadas, la responsabilidad política, el tercer sector u otras instancias, pueden contribuir a que el conocimiento, la tecnología y la innovación vertebren e impulsen en mucha mayor medida nuestro mundo de los cuidados, la intervención social y los servicios sociales.

Por su parte, Pablo Moreno, en una entrada del blog New Deal, señalaba la oportunidad y las condiciones de posibilidad de que los gobiernos puedan apostar por ámbitos verticales de actividad en sus territorios. Siguiendo sus argumentos, pareciera que un bien tan público y tan en riesgo como el cuidado de la sostenibilidad de las vidas autónomas de todas las personas en relaciones comunitarias en el territorio, que sería la responsabilidad de la intervención social y los servicios sociales, tiene algunas características que podrían hacer este ámbito de actividad un candidato idóneo para una política pública mucho más proactiva de generación de conocimiento, tecnología e innovación que lo transforme en un sector estratégico de actividad económica, política pública e impacto social.

Ciertamente, en los mismos dos blogs mencionados al principio, Miguel Angel Manzano y Manuel Aguilar escribían otro texto que permitía revisar algunos avances y prácticas prometedoras que están surgiendo en el terreno de la innovación tecnológica y social basada en el conocimiento científico (y otros) en el campo de los servicios sociales. Prometedoras, entre otras razones, por la capacidad de articulación de sistemas que reclamaba el artículo de Zalakain y por la virtualidad para la escalabilidad de las experiencias a la que se refería Pablo Moreno. Prometedoras, también, para el encuentro entre dinámicas de conocimiento sobre género y cuidados, comunidad y diversidad, infancia y adolescencia, maltrato y buen trato, discapacidad y dependencia, mayores y gerontología, desventaja e inclusión, soledad y acompañamiento u otras, tan impermeables entre sí hasta hace bien poco.

Las recientes elecciones generales y las próximas municipales, europeas y autonómicas en muchos lugares pueden representar un momento de oportunidad para una estrategia mucho más compartida y atrevida en materia de ciencia, tecnología e innovación para los cuidados, la intervención social y los servicios sociales. Los primeros pasos de la ministra Luisa Carcedo, su jefa de gabinete Eloísa del Pino, la secretaria de Estado Ana Lima y la vicepresidenta del Consejo Asesor de Sanidad y Servicios Sociales, Natividad de la Red, entre otras personas, hacen esperar que la Administración General del Estado pueda convertirse, por fin, en impulsora, mediante un diálogo y una cooperación  multinivel, compleja y colaborativa, del necesario salto cualitativo que nuestra economía de cuidados, intervención social y servicios sociales requieren en materia de conocimiento, tecnología e innovación, palanca imprescindible para su éxito como política pública fundamental, mediante su urgente reconversión y junto a otras, para el bienestar de la ciudadanía.

(La fotografía corresponde a una reunión de trabajo de parte de la sección de servicios sociales del mencionado Consejo, del 22 de abril de 2019, en la que se trabajó sobre informes técnicos acerca de la atención primaria de servicios sociales, el tercer sector en los servicios sociales, la prevención y atención de la dependencia funcional desde el sistema público de servicios sociales y la relación entre los servicios sociales y la política transversal de infancia y adolescencia.)

Utzi erantzuna

Zure helbide elektronikoa ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

CAPTCHA image
*

Ondorengo XHTML etiketa eta atributuak erabil ditzakezu: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing