Repensar la comunidad, repensar la comunitaria

comunidd

Hablar de comunidad es, en gran media, hablar de proximidad: de proximidad relacional y, frecuentemente, también, de proximidad física. Los seres humanos somos sociales, altamente interdependientes; y, cuando hablamos de comunidad en lugar de hablar de sociedad, cuando hablamos de relaciones comunitarias y no únicamente de relaciones sociales, parece que nos referimos a relaciones de mayor cercanía, de una “escala humana”. Cercanía que, de inicio, pudo verse necesariamente como territorial o geográfica pero que, cada vez más, asociamos principalmente a relaciones primarias, a relaciones que se sostienen sin tener que ser mediadas por organizaciones (formales).

El adjetivo “comunitaria” o “comunitario” acompaña a muchos sustantivos (como acción, desarrollo, intervención o servicio, por citar cuatro ejemplos) para señalar que dicha intervención, desarrollo, servicio o acción se aproxima a las personas destinatarias, sucede en su entorno cercano y, podríamos decir, busca o desencadena sinergias con esas relaciones primarias familiares, de amistad, de convivencia, vecinales o similares. Relaciones que, en principio, se rigen por la gratuidad y la reciprocidad y que pueden ser facilitadas o socavadas por otros tipos de relaciones o transacciones entre las personas (como las solidarias del tercer sector, las políticas de la esfera pública o las de intercambio del mercado).

Debemos advertir algunos procesos de cambio social que están transformando profundamente las realidades comunitarias. Por una parte, las enormes transformaciones, reconfiguraciones y fragmentaciones de las familias y unidades de convivencia, que venían siendo la capa más constante y consistente de las comunidades. Por otra parte, la globalización económica y deslocalización de actividades laborales, que afecta enormemente a la ordenación territorial, la trama urbana y la estructura habitacional, en un contexto de riesgo creciente de colapso ambiental. En tercer lugar, las innovaciones tecnológicas que modifican intensamente nuestras relaciones interpersonales, por ejemplo, facilitando la comunicación con personas físicamente lejanas o el desplazamiento de personas y objetos.

Este contexto nos aboca a una insoslayable reinvención de las relaciones comunitarias como transacciones fundamentales (antes que otras como las económicas o las políticas) para la “gestión” de las diversidades de género, generacionales, funcionales o culturales. Antes que los intercambios en los mercados o el ejercicio de derechos, la vida diaria o vida cotidiana se configura como esfera crítica para nuestra definición e identificación como seres humanos en relaciones de interdependencia con otros seres humanos (y con las tecnologías y con el medio físico). Asuntos emergentes como la brecha entre la fecundidad deseada y alcanzada, la crisis de los cuidados, la soledad no deseada, la convivencia intercultural conflictiva o diferentes tipos de maltratos o violencias en el seno de relaciones primarias así parecen atestiguarlo.

Las intervenciones públicas y, en particular, las políticas sociales pueden contribuir a la construcción (o destrucción) de relaciones comunitarias positivas, según cómo consigan el equilibrio, integración y sinergia entre atención a los individuos (portadores de los derechos) e intervención (especialmente preventiva) en sus entornos y, especialmente, en la medida en que, más que abordar la complejidad mediante servicios especializados, integrales y segregados, sean capaces de una atención comunitaria integrada intersectorial. Y esto sólo será posible mediante una ambiciosa operación de innovación tecnológica y social liderada por los poderes públicos y coproducida en clave colaborativa con un amplio y plural abanico de agentes trabajando en red.

Cabe la posibilidad, incluso, de que, políticamente, hayamos de identificar un subsistema social como el encargado de referencia para la protección y promoción de las relaciones comunitarias, papel que podrían asumir los servicios sociales, por su trayectoria de dedicación a las cuestiones de autonomía funcional para la vida diaria o a las que tienen que ver con las relaciones primarias de carácter parental. En todo caso, si la envergadura del reto de la construcción comunitaria animase a encomendar el liderazgo al respecto a los sistemas públicos de servicios sociales, ello habría de realizarse, sin duda, en el marco de un nuevo modelo de atención integrada (social, sanitaria y habitacional, especialmente), de gobernanza participativa y multinivel del bienestar y de sostenibilidad laboral, económica y ambiental de la vida en el territorio, basada en el conocimiento.

(A partir de trabajos realizados con la cooperativa Servicios Sociales Integrados y de conversaciones, entre otras, con Guiomar Vargas, Elena Masanas, Marta Ballester y Claudia Manyá y de cara al encuentro de bancos del tiempo organizado por el Ayuntamiento de Barakaldo (3 y 4 de mayo), el encuentro sobre el programa Mi Casa organizado por Plena Inclusión y Dincat (8 y 9 de mayo en Barcelona), la jornada sobre acción comunitaria organizada por ECAS (21 de mayo, en Barcelona), la subsiguiente reflexión con la Fundació Els Tres Turons (22 de mayo) y el encuentro con entidades del tercer sector organizado por la Dirección de Inclusión de los servicios sociales forales de Bizkaia el 23 de mayo.)


  1. Genial la idea de “comunitaria” por su sencillez y claridad: “intervención, desarrollo, servicio o acción que se aproxima a las personas, sucede en su entorno cercano para desencadenar sinergias en las relaciones primarias (familiares, amistad, convivencia, vecinales gratuitas y reciprociprocas)”
    Me la apunto!!!!!

Responder a F.J. de MIGUEL MARQUES Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA image
*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing