¿Deformación de las profesiones y disciplinas de la intervención social?

rts 2

La intervención social y sus tres grandes profesiones y disciplinas de referencia se hayan en un momento crítico en el cual están sometidas a fuerzas contradictorias que, a la vez, las sostienen y las desgastan. Así, Luisa Aránzazu Hernández Echegaray habla de “desprofesionalización” para referirse a la situación actual del trabajo social en España, haciendo referencia al proceso de erosión del conocimiento, que tiene como consecuencia la pérdida de autonomía y autoridad profesional. Según Pedro Celiméndiz, “esta burocratización de la que hablamos y el abandono de los aspectos terapéuticos han conseguido que algunas de nuestras funciones técnicas se conviertan en meras caricaturas. La prescripción se reduce a cumplimentar los trámites necesarios para que el ciudadano acceda al recurso que ha elegido, entre aquellos a los que tiene derecho, en una confusa aplicación del principio de autodeterminación y sin poder valorar ni considerar los efectos iatrogénicos de dicha elección”.

Mercé Ginesta y otras encuentran que “la práctica profesional se va volviendo a) reactiva, asistencialista y paliativa, ya que no se dirige a las causas de los problemas ni se hace un abordaje preventivo, sino sólo a una parte de las consecuencias; b) miope y parcial, ya que se pierde de vista la globalidad de las situaciones que afectan a las personas atendidas; c) rígida y estereotipada, ya que se sustituye la metodología de intervención social y educativa por baremos, protocolos y circuitos de atención”. Según Laura Varela “el interés por la búsqueda de soluciones rápidas a los problemas está generando un estilo de educador social ‘apagafuegos’ cuyas actuaciones de carácter reactivo, relegan las tareas pedagógicas propias de la profesión a un segundo plano. La función educativa –desdibujada por las múltiples áreas que ocupan el quehacer profesional– ha de contar con una delimitación más precisa y con un reconocimiento más explícito”. Según López Cabanas y otras, “los modelos de atención son cada vez más paliativos y asistencialistas en vez de preventivos y de promoción, primando la atención individual (en sintonía con nuestro modelo de sociedad individualista) frente a la grupal o comunitaria, lo que ha venido a agravarse por la recesión económica. En ocasiones estos modelos también se utilizan para prevenir y desincentivar posibles movilizaciones sociales”.

Por último, cabe aportar los resultados de una reciente investigación sobre la comprensión de la situación problema en la práctica del trabajo social en los servicios sociales de atención primaria de Mallorca, que “señala que la comprensión de la situación problema se muestra superficial, con una baja práctica de criterios de intervención que evalúen significados, fortalezas, soluciones intentadas y sistemas implicados, no confía suficientemente en la aplicación de técnicas de análisis fundamentales y no considera en profundidad la puesta en juego de los conocimientos del propio profesional”. Según el Consejo General de la Psicología de España, “en la coyuntura actual, persistir en la forma de hacer las cosas y en las características de funcionamiento aboca a recorridos de corto alcance que deslegitiman totalmente el sistema de intervención social”.

(Tomado de un artículo recién publicado que puede descargarse completo aquí.)


  1. He leído el artículo completo del que has extractado este post y… ¡gracias una vez más por tus reflexiones y aportaciones! Comparto la gran mayoría de tu análisis, pero añadiría alguna reflexión a tu propuesta tentativa para articular las tres grandes profesiones de la intervención social.

    a. Incidir en que cada profesión “trabaje más en alguna de las interfaces del perímetro de los Servicios Sociales” podría dificultar la imprescindible reorientación a que los Servicios Sociales pasen a ser vistos como “un sector más con su propia necesidad específica de referencia”.

    b. Puesto que las tres disciplinas-profesiones están “contaminadas” por los mismos saberes y por similares prácticas se me antoja cada vez más difícil trazar las fronteras entre ellas. Y convengo convengo contigo en que esto no es ahora lo prioritario.

    c. En la misma línea de propuesta tentativa (probablemente poco realista, pero pretendidamente provocadora), yo diría que la mejor manera de articular las tres profesiones sería fusionarlas en una sola, que tendría después que disponer de las necesarias especializaciones en los distintos tipos de interacción de los que se ocuparía esa disciplina-profesión común llamada intervención social.

  2. He leído el artículo completo del que has extractado este post y… ¡gracias una vez más por tus reflexiones y aportaciones! Comparto la gran mayoría de tu análisis, pero añadiría alguna reflexión a tu propuesta tentativa para articular las tres grandes profesiones de la intervención social.

    a. Incidir en que cada profesión “trabaje más en alguna de las interfaces del perímetro de los Servicios Sociales” podría dificultar la imprescindible reorientación a que los Servicios Sociales pasen a ser vistos como “un sector más con su propia necesidad específica de referencia”.

    b. Puesto que las tres disciplinas-profesiones están “contaminadas” por los mismos saberes y por similares prácticas se me antoja cada vez más difícil trazar las fronteras entre ellas. Y convengo convengo contigo en que esto no es ahora lo prioritario.

    c. En la misma línea de propuesta tentativa (probablemente poco realista, pero pretendidamente provocadora), yo diría que la mejor manera de articular las tres profesiones sería fusionarlas en una sola, que tendría después que disponer de las necesarias especializaciones en los distintos tipos de interacción de los que se ocuparía esa disciplina-profesión común llamada intervención social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA image
*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing