Entrevista del Colegio Oficial de Trabajo Social de Galicia

Colexio

Te lanzo una pregunta de tu propio blog: ¿tienen futuro los servicios sociales?

Entiendo que los servicios sociales tienen futuro en la medida en que las personas implicadas en ellos seamos capaces de hacer a tiempo la ciaboga o giro estratégico que desarrolle su capacidad técnica y tecnológica para ofrecernos al conjunto de la población cuidados y otros apoyos profesionales de alto valor añadido relacional para potenciar y complementar nuestra autonomía funcional y capacidad de autoorganización de la vida diaria en el seno de redes familiares y comunitarias.

Por el contrario, en tanto en cuanto mantengamos el actual posicionamiento, basado en gran medida en la tramitación de prestaciones sobre la base de la comprobación de carencia de medios y en la oferta de alojamientos colectivos, considero que es fácil que, si no está pasando ya, caigamos por una pendiente de pérdida de sentido, valor y utilidad que conducirá a un enquistamiento, fragmentación, reducción o desaparición.

¿Qué opinas de la libre profesión en el Trabajo Social?

Entiendo que el trabajo social puede ser una disciplina y profesión que aporte mucho valor a muchas personas y el crecimiento del número y prestigio de las personas que ejerzan libremente la profesión será uno de los mejores indicadores de su desarrollo como área de conocimiento y ayuda profesional basada en la investigación científica e innovación tecnológica.

¿Que cambios debe afrontar el Estado en servicios sociales?

El Estado, a mi juicio, debe liderar la inversión social y el desarrollo estratégico que permita a las profesionales y organizaciones dedicadas a los servicios sociales realizar la transición tecnológica y organizativa que les permita universalizarse como servicios profesionales apreciados por la ciudadanía como garantes del derecho a contar con los apoyos que nos permitan a todas las personas mantener, recuperar o mejorar nuestra interacción (entendida como autonomía funcional e integración relacional).

Debe entender, además, que dicha operación tiene sentido y posibilidad en el seno de un proceso de reinvención del sistema de bienestar en el que las otras ramas sectoriales de la política social (como educación, sanidad, vivienda, empleo o garantía de ingresos) asuman que su carácter especializado y universal les obliga a hacerse cargo, en lo que les corresponda, de la complejidad social, dado que no habrá una rama residual para las personas excluidas de su protección.

¿Crees que la socialdemocracia ha fracasado frente al neoliberalismo (hablando en términos sociales)?

El gran triunfo de la socialdemocracia (junto a otras tradiciones políticas) ha sido que una buena parte de su programa de reforma social ha sido asumido como parte del consenso suprapartidista en un buen número de países. Sin embargo, tanto la socialdemocracia como los dispositivos de bienestar que contribuyó a crear son, paradójicamente, víctimas de sus enormes éxitos en términos de conocimiento, longevidad, diversidad o movilidad; en un contexto en el que, efectivamente, las corrientes neoliberales le han metido un buen número de goles. Sea como fuere, entiendo que la socialdemocracia conserva algunos activos que puede utilizar estratégicamente, aliándose con otras corrientes sociales y políticas para alumbrar nuevos horizontes, ilusiones y proyectos emancipatorios.

¿Estás a favor de la Renta Básica Universal?

Estimo que no hay justificación ética, política o económica para garantizar incondicionalmente el derecho a la atención sanitaria o a la educación obligatoria y no hacerlo con unos ingresos mínimos para la subsistencia material. Entiendo, por ello, el avance hacia la universalización de la garantía de ingresos como parte de un programa de universalización e innovación del conjunto de ramas de la política social.

¿Las y los trabajadores de servicios sociales se están convirtiendo cada vez más en burócratas?

Si entendemos la burocratización como incremento relativo del trabajo de tramitación administrativa en oficina, diría que hay procesos y tendencias contradictorias. En algunos lugares se percibe una pérdida de actividades de valor añadido técnico y un incremento inadecuado de labores burocráticas (y, lo que es peor, realizadas por personal técnico), mientras que, en otros, se están tomado eficaces medidas de informatización y reorganización de procesos administrativos a la vez que se practica una inteligente gestión del conocimiento, de modo que se potencian las actividades técnicas, personalizadas, relacionales y comunitarias propias de los servicios sociales.

En el caso de Galicia, la pirámide poblacional cada vez más envejecida, obliga a hacer una revisión a los servicios en dependencia. ¿Cuál es tu visión en este campo?

Nuestras políticas en relación con la dependencia funcional (en parte relacionada con el envejecimiento) deben ser revisadas a la luz de la evidencia y el conocimiento para potenciar su dimensión preventiva, comunitaria e intersectorial. El reto de la prevención y abordaje de las situaciones de dependencia funcional afecta, fundamentalmente, a las políticas de vivienda, sanidad y servicios sociales y les obliga a repensar las condiciones de posibilidad y sostenibilidad para unas vidas más autónomas e interdependientes en el entorno domiciliario y en redes comunitarias.

No hace mucho Belén Navarro escribía en su blog trabajo social y tal sobre lo que ella considera el carnet de pobre, es decir, la tarjeta con la que el Gobierno quiere controlar las prestaciones sociales de los ciudadanos. ¿Qué opinas tú de esta medida?

Posiblemente el problema está más en las prestaciones, los sistemas y los derechos (o su ausencia o limitación) que en la tarjeta o carnet en sí mismo. Hay que avanzar en la universalización de los diferentes sistemas del Estado de bienestar (como sanidad, servicios sociales, empleo o garantía de ingresos) y hay que avanzar, también, en las tecnologías e instrumentos que faciliten la identificación de la persona titular de los derechos y la gestión e interoperabilidad de la información que generan y necesitan los sistemas, siempre con estándares éticos y para el empoderamiento ciudadano.

Aquí la entrevista en gallego, en la web del Colegio.

Utzi erantzuna

Zure helbide elektronikoa ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

CAPTCHA image
*

Ondorengo XHTML etiketa eta atributuak erabil ditzakezu: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing