Inversión social y servicios sociales

zalakabarrague

Entendemos que el paradigma de la inversión social es rescatable, asumible, reivindicable y aplicable en tanto que estrategia:

  • Sensible a los equilibrios y relaciones intergeneracionales, absolutamente claves, hoy y aquí, para la sostenibilidad económica, política y moral de nuestro sistema de bienestar.
  • Atenta a la dimensión preventiva de las políticas sociales y a la potenciación de la autonomía, actividad, responsabilidad y empoderamiento de las personas en el seno de sus relaciones sociales, económicas y políticas.
  • Orientada a procesos de recalibración intersectorial, ensayando nuevos repartos de recursos y nuevos equilibrios entre las diferentes ramas de la política social, en clave de rediseño del sistema de bienestar.
  • Crítica con las persistentes e inaceptables inequidades de género y discriminaciones en función del sexo presentes en nuestras sociedades, economías y sistemas de protección social.
  • Potenciadora de los importantes retornos económicos, políticos y sociales que una inversión en políticas sociales mejor orientada y unas intervenciones políticas y técnicas de alto valor añadido en el ámbito de las políticas sociales pueden proporcionar.

Cabe apuntar a una centralidad de la apuesta por el desarrollo de los servicios sociales para una estrategia de inversión social en el ámbito de las políticas sociales porque:

  • Los servicios sociales brindan apoyos críticos en momentos y circunstancias clave a lo largo de todo el ciclo de vida de las personas, promoviendo y protegiendo la autonomía, y previniendo y revirtiendo la dependencia de personas, familias y comunidades, actuando ante riesgos que ya no pueden seguir siendo vistos como minoritarios o privados.
  • Los servicios sociales son imprescindibles para prevenir y combatir la transmisión intergeneracional de la pobreza, la desigualdad y la exclusión, al impulsar procesos de aseguramiento y empoderamiento en el seno de las relaciones primarias de las personas, fundamentales para su desarrollo y capitalización intelectual, emocional y relacional.
  • Los servicios sociales son la rama de las políticas sociales más directamente concernida por los nuevos riesgos sociales vinculados a la crisis de los cuidados y, por ello, constituyen un puntal fundamental de las políticas de igualdad de género y de conciliación de la vida personal, familiar y laboral y para las políticas de atención a la diversidad sexual, generacional, funcional y cultural.
  • El grado intermedio de madurez y maleabilidad de los servicios sociales les permiten funcionar como comodín en procesos de rediseño y recalibración de otras políticas públicas más o menos maduras o rígidas, y como banco de pruebas para políticas transversales o iniciativas innovadoras que luego puedan ser aplicadas en otras ramas (como envejecimiento activo, atención centrada en la persona, Housing First u otras).
  • Los servicios sociales pueden aportar a la estrategia de inversión social una impronta más comunitaria y más abierta a experiencias escalables de innovación y transformación social de carácter alternativo, autogestionario, ético y solidario.

(Fragmentos del capítulo “Los servicios sociales como pieza clave para una estrategia de inversión social”, cuyo original puede descargarse aquí y que forma parte del libro Repensar las políticas sociales. Inversión social y predistribución, sobre el que hay más información aquí y cuya presentación está prevista para el viernes, 7 de abril, en Donostia: más información, aquí.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA image
*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing