La dimensión operativa (basada en el conocimiento valioso) de las políticas sociales

Esquema

Proponemos referirnos a la operativa (dimensión operativa, actividades operativas, proceso operativo, estructuras operativas) de una política pública o de un ámbito sectorial para identificar su cadena básica de valor, es decir, las actividades y procesos que caracterizan a cada política y que desembocan directamente en la consecución de los objetivos, en el logro de la finalidad de la política y, en definitiva, en las personas destinatarias. Estamos hablando del modelo de atención o intervención, de la caja negra profesional, de la caja de herramientas, del conocimiento tecnológico, del contenido técnico de dicha política, de lo que ocurre en el nivel micro de esa política social o ámbito sectorial. Por definición, éste proceso operativo será diferente en cada política social específica, como diferente será el área o las áreas de conocimiento (científico, disciplinar o profesional) de referencia en cada caso.

En realidad las personas, cuando acudimos a un servicio o somos –de forma más o menos consciente y deliberada– objeto de una intervención, más que las necesidades en cuestión o que el bien que se protege o promueve en cada caso, lo que reconocemos son las actividades valiosas, las prestaciones profesionales, los apoyos técnicos: el diagnóstico de la médica, el acompañamiento del educador, el asesoramiento de la técnica (en materia de vivienda o empleo, por ejemplo), los cuidados físicos del auxiliar, la operación de la cirujana, la clase del profesor, la terapia de la psicóloga, el diseño del arquitecto y así sucesivamente.

Por lo demás, en lo que toca a las áreas de intervención y conocimiento (ciencias, disciplinas o profesiones) tendemos a distinguir una como más central o referencial para cada una de las políticas sectoriales, en función de su operativa. Así, hablaríamos de la medicina para el ámbito sanitario, la pedagogía para el ámbito educativo o la arquitectura para el ámbito de la vivienda. Sin embargo, no cabe olvidar que los sectores de actividad realmente existentes y sus procesos operativos necesitan de planteamientos multi, inter y transdisciplinares. Por eso hay médicas en los servicios sociales, trabajadores sociales en el ámbito educativo o educadoras en los servicios de vivienda. Seguramente esto tiene que ver con las enormes interrelaciones y sinergias que los diferentes bienes que hemos identificado tienen entre sí: lo que aflora como una insuficiencia de ingresos por falta de empleo puede remitirnos a un problema en el área de la salud o de la interacción, que se podría beneficiar de un abordaje desde lo educativo o lo habitacional. Y así sucesivamente.

(Fragmento de la versión castellana del artículo “Educación social y políticas sociales: marco conceptual y estratégico”, publicado en catalán en Quaderns d’Educació Social, que puede descargarse completo aquí.)


  1. Hola Fernando.
    Esta intervención multidisciplinar me remite, de nuevo, a la necesidad de que la operativa de las políticas activas de empleo, se enriquezca con los aportes de Servicios Sociales, en los casos en que el usuario manifieste carencias de interacción.
    Por otra parte me encanta la expresión “caja negra” para definir la operativa específica que cada técnico desarrolla con el usuario en el ejercicio de su actividad: es un ámbito crítico al que, de forma equivocada, a mi juicio, se considera que es posible regular mediante instrucciones, cuando, en realidad, está reservado al ámbito personal de los sujetos implicados, y donde tan sólo es posible compartir experiencias y difundir buenas prácticas para mejorarlo.
    Saludos.

  2. Hola, Fernando.
    Esta intervención multidisciplinar me remite, de nuevo, a la necesidad de que la operativa de las políticas activas de empleo, se enriquezca con los aportes de Servicios Sociales, en los casos en que el usuario manifieste carencias de interacción.
    Por otra parte me encanta la expresión “caja negra” para definir la operativa específica que cada técnico desarrolla con el usuario en el ejercicio de su actividad: es un ámbito crítico al que, de forma equivocada, a mi juicio, se considera que es posible regular mediante instrucciones, cuando, en realidad, está reservado al ámbito personal de los sujetos implicados, y donde tan sólo es posible compartir experiencias y difundir buenas prácticas para mejorarlo.
    Saludos.

  3. Hola, Fernando.
    Esta intervención multidisciplinar me remite, de nuevo, a la necesidad de que la operativa de las políticas activas de empleo, se enriquezca con los aportes de Servicios Sociales, en los casos en que el usuario manifieste carencias de interacción.
    Por otra parte me encanta la expresión “caja negra” para definir la operativa específica que cada técnico desarrolla con el usuario en el ejercicio de su actividad: es un ámbito crítico al que, de forma equivocada, a mi juicio, se considera que es posible regular mediante instrucciones, cuando, en realidad, está reservado al ámbito personal de los sujetos implicados, y donde tan sólo es posible compartir experiencias y difundir buenas prácticas para mejorarlo.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA image
*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing