El diseño social en las políticas sociales

Diseño social

Nos situamos en el campo de las políticas sociales, entendidas como un subconjunto convencionalmente establecido de las políticas públicas y, en todo caso, como un ámbito de estudio y actuación interdisciplinar en el que son relevantes diversos tipos de conocimiento (científico, tecnológico, practicó u otros). Para definir el concepto de políticas sociales, es relativamente sencillo comprender el sustantivo política, pero bastante más complejo hacerlo con el adjetivo social. En todo caso lo intentamos, señalando que una política puede ser adjetivada como social en la medida en que:

  • Contribuye a la redistribución de recursos económicos.
  • Impulsa la igualdad de oportunidades, de trato o de resultados.
  • Proporciona prestaciones que dan respuesta a una serie de necesidades sociales y aspiraciones legítimas.
  • Ofrece seguridad frente a determinadas contingencias o riesgos que se quieren asumir colectivamente.
  • Genera capital humano.
  • Previene, palía o revierte situaciones de exclusión social.
  • Facilita la construcción de lazos relacionales, vínculos comunitarios o cohesión social.

A partir de ese primer aterrizaje, intentamos reflexionar sobre la importancia, alcance y las propuestas del diseño de las políticas sociales. Ello es especialmente conveniente en un contexto en el que son frecuentes las políticas no basadas en el conocimiento y en el que el conocimiento reconocido al respecto no incorpora, muchas veces, referencias al diseño (la forma) sino más bien al tamaño (el gasto o inversión social).

Reparemos en que cuando hablamos de diseño social (como cuando hablamos de innovación social) parece que nos referimos a que ese diseño (o esa innovación) será social en los fines y en los medios. Para entender lo que quiere decir ser social en los fines, nos remitimos a los siete puntos que acabamos de señalar. ¿Y qué querrá decir ser social en los medios? Pues, seguramente, que el diseño será practicado como un proceso de construcción participativa en el que tomarán parte equitativa e interactiva los diversos agentes afectados o interesados. Y que dicho diseño participativo prefigurará y determinará una ejecución y evaluación también participativas.

En la ilustración resumimos los elementos o factores tractores y detractores del diseño social en el actual contexto de las políticas sociales, intentando bosquejar algunos perfiles del diseño social que podrían contribuir a la mejora de la calidad y la legitimación de nuestras políticas sociales.

Sobre estas cuestiones conversaremos hoy en un curso de verano de la Universidad del País Vasco apoyándonos en la presentación que puede descargarse aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA image
*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing