Políticas intersectoriales, atención integrada e intervención social

Gasteiz 16

En el ámbito de la política social se observa y se valora positivamente la tendencia de configuración de ramas sectoriales, cada una de las cuales se ocupa, para toda la población, de una necesidad, bien u objeto específico. Serían al menos las siguientes:

  • La sanidad, que se ocupa de la salud.
  • La educación, que se ocupa del aprendizaje.
  • Los servicios sociales, que se ocupan de la interacción (autonomía funcional en integración comunitaria).
  • Las políticas laborales, que se ocupan del empleo.
  • Los servicios de vivienda, que se ocupan del alojamiento.
  • La garantía de ingresos, que se ocupa de la subsistencia.

La creciente complejidad de las necesidades y riesgos sociales, la demanda de personalización y garantía de derechos por parte de la ciudadanía y el propio perfeccionamiento de la actividad en esos sectores de la economía los ha ido convirtiendo, cada vez más, en sistemas de servicios y estructuras de intervención basadas en la evidencia y el conocimiento. Por ello es comprensible y deseable que, en cada uno de los sectores, haya profesiones y disciplinas que lideran e impulsan la consecución de de los resultados deseados en cada caso. Es lo que pasa en la sanidad con la medicina, en la en la educación con la pedagogía, en la vivienda con la arquitectura o en los servicios sociales con las profesiones y disciplinas de la intervención social (tales como el trabajo social, la educación social o la psicología de la intervención social).

Sin embargo esa misma complejidad y demanda de personalización exigen que, además de potentes políticas e intervenciones sectoriales, seamos capaces de organizar las políticas intersectoriales y la atención integrada. Éstas políticas intersectoriales y esta atención integrada deben ser respetuosas de los sectores de actividad y de los sistemas públicos de cada sector pero, a la vez, deben permitir, por ejemplo mediante el trabajo en red, la facilitación de los itinerarios de las personas, que, en algunas ocasiones, requieren de la atención o intervención simultánea o entreverada de o desde dos o más ámbitos sectoriales diferentes. Hay que notar, por cierto, que en esas dinámicas de integración intersectorial también toman parte políticas o sectores no considerados sociales, como la justicia, la seguridad, la hacienda u otros.

Las profesiones y disciplinas de la intervención social (como es el caso del trabajo social), además de ocupar una posición de centralidad en el sector de los servicios sociales, están presentes en el resto de sectores de actividad. La presencia en servicios y programas de un determinado sector de actividades y prestaciones propias o típicas de otros ámbitos contribuye a la consecución de una atención integrada y facilita la coordinación intersectorial y la construcción de políticas intervenciones intersectoriales.

(Sobre estas y otras cuestiones se debatirá en la jornada prevista para el 19 de abril en Vitoria-Gasteiz. Más información aquí.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA image
*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing