Diez tensiones en la construcción de un modelo de intervención social

Af_confe.publica

evidencia

saber hacer

prevención

equidad

personalización

eficiencia

proximidad

igualdad

continuidad

especialización

inclusión

diversidad

comunidad

autonomía

promoción

redistribución

transformación

asistencia

escala humana

derechos

Podemos expresar en diez frases características o apuestas de un modelo de intervención social basado en conocimiento riguroso, buenas prácticas y consensos compartidos. Cada una de las frases incorporará una tensión, deseablemente creativa y potenciadora, que atraviesa dicho modelo:

  1. Una intervención social basada en la evidencia, es decir, en el conocimiento científico sobre los resultados de anteriores intervenciones. Sí, pero, a la vez, una intervención social consciente de la importancia del saber hacer relacional basado en la experiencia.
  2. Una intervención social preventiva, es decir, una intervención que intente evitar la aparición de problemas sociales. Pero también equitativa, es decir, que atienda más a quienes ya sufren en mayor medida dichos problemas.
  3. Una intervención social personalizada, basada en el diagnóstico social y la prescripción o planificación individualizada centrada en la persona. Sí, pero también suficientemente estandarizada y adecuadamente estructurada para que sus costes sean acordes a sus efectos.
  4. Una intervención de proximidad, que se acerca a los entornos de la vida cotidiana de las personas y se adapta a sus dinámicas y preferencias en el territorio. Aunque sin renunciar a la igualdad de derechos garantizada por el Estado social.
  5. Una intervención social favorecedora de la continuidad de los itinerarios de las personas y de las sinergias entre los sectores o agentes implicados. A la vez que capaz de reconocer el valor añadido por la especialización y responsabilidad de cada uno de esos sectores o agentes.
  6. Una intervención normalizadora e inclusiva, es decir, que ofrece los recursos, actividades y entornos acordes con los valores y estilos de preferencia y referencia para el conjunto de la comunidad o sociedad; a la vez que respetuosa  y gestora de las diversidades y del encuentro, atención y empoderamiento de quienes se autodefinen y encuadran como miembros de un colectivo.
  7. Una intervención social de enfoque comunitario, esto es, que potencia el fortalecimiento y la capacidad instalada de respuesta a necesidades de las redes primarias; siendo a la vez respetuosa de la autonomía de las personas a la hora de elegir sus modelos de relación familiar y convivencia comunitaria.
  8. Una intervención social promotora y activadora, es decir, que quiere impulsar aprendizajes y participación de las personas; aunque también atenta a la redistribución de recursos que permitan, hoy y aquí, dar respuesta a necesidades de las personas.
  9. Una intervención social transformadora, que busca modificar estructuras y procesos sociales. Pero que no olvida la dimensión asistencial que también puede tener la intervención social.
  10. Una intervención microsocial, realizada a escala humana; pero atenta, a la vez, a las estructuras institucionales y marcos legales que garantizan derechos de forma estructurada y estable.

Expondremos estos contenidos, entre otros, en las conferencias a realizar los días 25 y 26 de mayo en la Universidad del Valle y la Universidad San Buenaventura (Cali, Colombia).

Cali 7 y 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA image
*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing