10 de febrero: presentación de Diseño de #PolíticasSociales en Donostia-San Sebastián

El 10 de febrero, martes, a las 19:00 horas está prevista la presentación del libro “Diseño de políticas sociales” en Donostia-San Sebastián. Tendrá lugar en la librería Garoa Kultur Lab (calle Zabaleta 34).

Presentación Bilbao 15 6I

(Imágenes de la presentación del libro en Bilbao, el pasado 27 de enero)

Presentación Bilbao 15 3

En el breve encuentro, organizado con la colaboración del Centro de Documentación y Estudios SIIS de la Fundación Eguía Careaga conversaremos sobre el libro y las políticas sociales Joseba Zalakain, Helena Sotelo y Fernando Fantova (autor).

No es imprescindible, pero para facilitar la organización, se puede confirmar tu asistencia respondiendo a este mensaje o escribiendo a documentacion@siis.net.

(Más información sobre el libro aquí.)

Diseño de #PolíticasSociales

Diseño de políticas sociales

El diseño de políticas sociales es impulsado, en última instancia, por la voluntad ética y política de universalizar el acceso al bienestar –finalidad de la política social– que pasa por el disfrute de los bienes de los que se ocupan las principales políticas sectoriales. Bienes como la salud, el aprendizaje, la interacción, el empleo, el alojamiento o la subsistencia. La política social –la acción liderada y sostenida de los poderes públicos para la promoción y protección universal de dichos bienes– es sin duda un protagonista principal de la vida política, económica y social de nuestras democracias.

Pero la política social se sabe limitada y necesitada del diálogo y la sinergia intersectorial con la política económica. Sabemos también que los derechos sociales son papel mojado en ausencia de derechos civiles y políticos y de la acción del Estado para garantizarlos. Por otra parte, las políticas sociales sectoriales, al aplicar perspectivas transversales –de igualdad y atención a las diversidades, familiar, comunitaria o de promoción de la iniciativa social– buscan equilibrio y mutua potenciación entre el poder y fortalecimiento del Estado y el desarrollo y empoderamiento de los individuos, las familias, las comunidades y las organizaciones solidarias. La política social se sabe necesaria, pero también se sabe parte del problema y parte –sólo parte– de la solución.

Una labor de la complejidad de la política social no puede sino apoyarse en el conocimiento y hemos de reconocer que muchas veces están rotas las cadenas de valor necesarias para la producción de un conocimiento riguroso y relevante para el diseño, implementación y evaluación de políticas sociales. Universidades, centros de investigación, think tanks, consultoras, partidos políticos, movimientos asociativos, empresas proveedoras y otros agentes relevantes en el ámbito de las políticas sociales no forman en nuestro entorno el ecosistema interactivo, la comunidad de aprendizaje, la engrasada cadena de valor que necesitamos para producir y perfeccionar decisiones sobre política social que sean pertinentes, coherentes, eficaces y eficientes.

Los desafíos son descomunales. Desde situaciones de desempleo y precariedad que deterioran nuestro capital humano a incrementos de la pobreza y la desigualdad que no somos capaces de revertir. Desde una crisis de los cuidados que torpemente abordamos desde la sanidad, los servicios sociales y la política de vivienda hasta los fenómenos de corrupción, efectos no deseados o insolidaridad que anidan en las propias estructuras creadas para las políticas sociales. Es mucho lo que hemos logrado en política social y mucho lo que se está perdiendo y podemos perder y, sin embargo, mucho lo que podemos ganar si mejoramos nuestra capacidad de gestionar esa interfaz en la que la gestión del conocimiento y la gobernanza política se encuentran, respetándose mutuamente, para contribuir a la reconstrucción del contrato social.

Presentaciones del libro “Diseño de políticas sociales”: en Bilbao el 27 de enero (ver aquí), en Barcelona el 4 de febrero (ver aquí) y próximamente en Donostia, Vitoria y otros lugares.

Política local: del culto a la piedra al empoderamiento relacional

Arroces del Mundo

La ciencia política utiliza el concepto de dependencia de la senda, legado de la política o inercia institucional (path dependency) para referirse a la dificultad de modificar las trayectorias preexistentes en las políticas públicas, debida a la rigidez de sus normas e instituciones, a la resistencia de las coaliciones de agentes que se sienten beneficiarios de las políticas existentes o a la fortaleza de los marcos de referencia y sentido que las encuadran.

Posiblemente un caso claro de esta inercia institucional sea el que se observa en muchas de nuestras administraciones locales en relación con la prioridad hegemónica que, frecuentemente, se concede a su función de dotar a la población de infraestructuras físicas para la vida económica y social. Nuestros ayuntamientos se perciben y organizan en buena medida por y para dicha función y ello se advierte si analizamos su estructuración, su normativa, sus discursos o sus relaciones con el entorno.

Ese modelo de política municipal, de culto a la piedra, sin embargo, es crecientemente disfuncional en la medida en que se le escapan cada vez más fenómenos y dimensiones de la complejidad, el cambio, las necesidades y las demandas sociales. No cabe duda de que las infraestructuras materiales deben ser contempladas en la ecuación, pero subordinadas a un proyecto para la sostenibilidad de la vida en el que otras variables o factores tienen creciente relevancia.

Frente a un modelo de desarrollo, gestión y política local mercantilista, patricarcal y, en definitiva, insostenible, emergen, con notables experiencias de éxito, propuestas de corte relacional y comunitario apoyadas en la participación y el empoderamiento ciudadano y cobran protagonismo y centralidad en la política municipal las áreas sectoriales y transversales responsables de las políticas sociales.

Desde ese punto de vista las instituciones locales y las personas con responsabilidad política exitosas serían aquellas capaces de coliderar y acompañar procesos de desarrollo comunitario, local y territorial inclusivos y complejos, en los que las infraestructuras sólo cobran sentido en la medida en que contribuyen a que todas las personas, en igualdad y diversidad, se hagan dueñas del espacio y el tiempo de sus vidas, construyendo esa trama de relaciones satisfactorias –sociales, económicas y políticas– que configuran la ciudad.

27 de enero: presentación en Bilbao de “Diseño de #PolíticasSociales”

El 27 de enero de 2015, martes, a las 19:00 horas, está prevista la presentación en Bilbao del libro “Diseño de políticas sociales. Fundamentos, estructura y propuestas”, sobre el que se puede ampliar la información aquí, en esta web.

Diseño de políticas sociales

El acto está organizado con la colaboración de Ekain, red de la que forman parte EAPN Euskadi (Red Europea Contra la Pobreza), la Coordinadora de Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo de Euskadi, Gizatea (Asociacion de empresas de inserción del País Vasco), Harresiak Apurtuz (coordinadora de oenegés de apoyo a inmigrantes), Hirekin (Asociación de entidades de iniciativa e intervención social) y REAS Euskadi (Red de Economía Alternativa y Solidaria) y tendrá lugar en la Sala Ellacuría de la Biblioteca-CRAI de la Universidad de Deusto, en la calle Ramón Rubial 1, esquina con la Avenida de Abandoibarra.

CRAI

En esta presentación conversarán sobre el libro y sobre la política social Imanol Zubero (de la Universidad del País Vasco), Marta Senz (de Sartu), Ana Sofi Telletxea (de Cáritas) y Fernando Fantova (autor del libro).

La entrada es libre, el aforo amplio y, aunque no es imprescindible hacerlo, se puede confirmar la asistencia escribiendo a ekain@ekainsarea.net

Próximamente se anunciarán presentaciones de este libro en Barcelona, Donostia, Vitoria y otras ciudades, en una lista abierta a propuestas y apoyos de personas y organizaciones interesadas.

Si lo deseáis podéis colaborar con Ekain en la difusión de información acerca del acto y… ¡os esperamos el 27 a las 7 en el CRAI!

La triple crisis del Estado de bienestar

Welfare State

No cabe duda de que los sistemas de bienestar de nuestros países están padeciendo los efectos de la crítica recesión económica que venimos viviendo en los últimos años y de las decisiones políticas y sociales que se han ido tomando para intentar gestionar dicha situación. Sin embargo estas tensiones coyunturales no pueden hacernos olvidar fracturas y crisis más prolongadas y profundas que desafían a los Estados de bienestar. Podríamos decir que son, al menos, tres, relacionadas entre sí pero que cabe diferenciar.

Cabría hablar en primer lugar de una crisis política o moral, de una crisis de la solidaridad, en la medida que han ido emergiendo con fuerza, desde hace décadas, actores económicos, políticos y sociales que, sencillamente, no quieren más solidaridad, que quieren menos solidaridad o, en todo caso, que ponen en cuestión el modelo de solidaridad que les propone el Estado de bienestar. Y lo hacen de forma ilegal (mediante el fraude fiscal) o legal (mediante la opinión publicada o el voto). Puede tratarse del 1% o de una fracción menor de las personas más ricas o puede tratarse de determinadas mayorías satisfechas, pero no cabe duda de que estas corrientes ideológicas  o culturales configuran una importante dimensión de la crisis del Estado de bienestar.

En segundo lugar, cabría hablar de una crisis técnica o estructural del Estado de bienestar. En la medida en que su tamaño ha ido creciendo y ha aumentado la complejidad de los asuntos de los que se ocupa, el Estado de bienestar ha mostrado insuficiencias, disfunciones, paradojas o efectos no deseados, fenómenos que, con honestidad intelectual, no podemos considerar excepcionales o coyunturales, sino tomar en serio como llamada de atención para ambiciosos procesos de replanteamiento, reforma, innovación o reinvención a abordar en los sistemas de bienestar.

Hablaríamos, por último y sobre todo, de una crisis sistémica del Estado de bienestar, de una crisis de modelo. Los modelos predominantes de Estado de bienestar están pensados para economías nacionales capaces de crear pleno empleo masculino para casi toda la trayectoria vital de las personas, y en las que las mujeres se hagan cargo de una serie  de cuidados y otras actividades socialmente necesarias de forma gratuita en el espacio privado. En la medida en que dicho contexto se está modificando radicalmente, los Estados de bienestar que se crearon para darles respuesta son cada vez más obsoletos.

El análisis y las propuestas en relación con el Estado de bienestar deben ser capaces de diferenciar las dimensiones de su crisis y la manera en que dichas dimensiones interactúan en cada contexto específico, lo cual resulta imprescindible para encarar la reflexión, el debate, la deliberación y las decisiones que necesita, para su defensa, mejora y relanzamiento, nuestro Estado de bienestar.