Por una ecología del cuidado

cuidados-del-bebe-sueño

La mirada ecológica es la mirada que nos ayuda a ver la profunda y radical interdependencia existente entre los seres vivos y su entorno. La ecología es la ciencia que nos está ayudando a comprender que no podemos dañar ese entorno sin dañarnos antes o después. Los movimientos ecologistas denuncian estructuras y comportamientos económicos y sociales que ponen en riesgo la sostenibilidad de la vida. Biólogos como Humberto Maturana o Francisco Varela nos dicen que “como humanos sólo tenemos el mundo que creamos con otros” y desvelan, hasta qué punto nos hacemos en el acoplamiento estructural que representa la interacción humana, en la que nos mostramos profundamente dependientes y, a la vez, activa y reflexivamente capaces.

En diversas etapas y momentos de nuestro ciclo vital tenemos una especial necesidad de que nos cuiden, de que alguien se preocupe, en palabras de Constanza Tobío, de asegurarnos “la nutrición, la higiene, el abrigo o el descanso, elementos todos ellos imprescindibles para la supervivencia”. Carol Gilligan habla de la ética del cuidado (históricamente vivida y representada en mayor medida por las mujeres) señalando que la construcción de vínculos y la responsabilidad por la otra persona que se dan en las genuinas relaciones humanas de cuidado pueden y deben permear el conjunto de nuestra vida social. Yayo Herrero nos ayuda a hermanar luchas y políticas ambientales con luchas y políticas sociales cuando señala que son los mismos países del Sur aquellos en los que expoliamos los recursos naturales para alimentar nuestra economía depredadora y de los que extraemos a las mujeres migrantes para alimentar las cadenas globales de cuidados.

Serge Guérin habla de la revolución silenciosa que muchas personas (en especial mujeres) mayores están haciendo al cuidar a otras. En muchas ocasiones son sus madres, padres, cónyuges, nietas, nietos… pero, señala, en casi el 20% de los 3,5 millones de personas que cuidan en Francia, las personas que cuidan no tienen vínculos biológicos o civiles con las personas a las que cuidan. Una sociedad del cuidado es una sociedad que pone en pie un renovado Estado de bienestar que cuida de este valioso tesoro de capital social, de este yacimiento de bienes relacionales, de este conjunto de recursos morales que, hoy y aquí, de forma muy invisible, en el corazón de nuestra sociedad, cuidan cada día para que no acabe por perder su rostro humano.

Social Policy Against Poverty and Political Autonomy in the Basque Country

PinS2014cover_webwithborder

The Basque Country has used its devolved powers to develop a noticeably more robust and ambitious anti-poverty policy than the other autonomous regions in Spain, and indeed the central government itself. This policy has, in general terms, enjoyed a broad consensus among the region’s leading political parties, and has never been the subject of large-scale controversies or corrections. Even in moments of intense political tension caused by debates on national identity (and particularly in relation to the terrorist acts committed by ETA), the fight against poverty has remained a firm regional policy and a clear area of consensus.

Alongside other social and cultural policies and initiatives to foster economic and industrial expansion and research, development and innovation activities, the fight against poverty has become a hallmark of Basque society – a society that enjoys a high level of cohesion and which has a more competitive economic model than the majority of other Spanish autonomous regions. It is perhaps important to point out here that the Basque Country is characterised by firm family and community values and a strong sense of solidarity, with definite Christian roots (common to all parties to a certain extent), which may partly explain the emergence of certain other phenomena also, such as the large-scale cooperative movement located in Mondragón.

Whatever the case, we can see it is vital to improve coordination between the minimum income guarantee policy and other social policies (social services, pensions, employment, etc.), and it is necessary to recuperate and reinvent the role of the family and community networks in social protection and development at different scales. It is also very important to strengthen continuous (and accurate) assessment, participatory governance (with the Third Sector) and effective management (making efficient use of technology), so as to ensure that policies designed to fight against poverty avoid the risks of clientelism and paternalism, and are as flexible and stimulating as possible.

You can download full article here. If you are interested in the whole book, write to fernando@fantova.net. More information  here.

Acción voluntaria y comunidad sostenible

10155167_10201988492499267_1939323703_n

Para Joaquín García Roca, “el mundo social es el lugar de las sinergias entre la ciudadanía política y la vecindad social, y entre éstas y la fraternidad: para ser ciudadanos se debe ejercer la vecindad, y, para ser vecinos, se debe ejercer la hospitalidad”. Imanol Zubero se plantea que “tal vez el procomún sea el lugar social donde, por fin, el ideal revolucionario de la fraternidad encuentre el sitio que nunca tuvo, a diferencia de lo que ocurrió con la libertad, que enraizó y floreció en el espacio del mercado, y con la igualdad, que lo hizo en el espacio del Estado”. Rafael Aliena propone “dos ideas rectoras: la defensa del pluralismo de posibilidades y la necesidad del equilibrio entre esas posibilidades. El equilibrio que se reclama tiene tres escenarios: la sociedad, el Tercer Sector en su globalidad y cada una de sus entidades en particular”.

No estamos hablando de pretendidas terceras vías equidistantes sino de intuiciones, reflexiones y orientaciones persistentes, compartidas, fundamentadas y basadas en la evidencia que nos señalan que nuestras sociedades complejas reclaman políticas, organizaciones e intervenciones sociales más complejas, necesitan políticas públicas y estrategias colectivas que completen, compensen o corrijan el funcionamiento de los mercados económicos y los poderes políticos y faciliten y promuevan necesidades históricas como el cuidado en el seno de las redes familiares, vecinales y comunitarias; la conciliación de la vida personal, familiar y laboral; el compromiso cívico en la vida comunitaria; la promoción de la autonomía personal y la activación hacia el trabajo y la productividad; las relaciones igualitarias entre personas diversas; el emprendizaje para una economía solidaria; la austeridad, el rigor y la eficiencia en el funcionamiento de las instituciones; la innovación y creatividad social… Se trataría de una acción combinada y sinérgica de todos los agentes y esferas para frenar y revertir el deterioro y la destrucción de los bienes relacionales y de los bienes comunes.

Donati se pregunta: “¿Qué tipo de organización puede hacernos pasar de una situación en la cual el bienestar es definido por estructuras jerárquico-burocráticas y por contratos mercantiles que alimentan extensamente formas fracturadas de reflexividad a una situación en la cual las instituciones de bienestar alimentan, en cambio, redes reflexivas de ciudadanos y trabajadores reflexivos, esto es, de una sociedad civil que pueda dotarse de una extendida reflexividad relacional?”. Ahí es donde, a nuestro entender, podemos identificar la contribución principal del mundo de la acción voluntaria en esta encrucijada histórica. Sin complejos porque, como nos recuerda Fernando Vidal, “el Estado de bienestar es el resultado de la expropiación de la mutualidad obrera para prevenir el empoderamiento político del proletariado”. Estamos, por tanto, hablando de un bienestar social que no es posible confundir con el crecimiento económico ni con la protección del Estado, en la medida en que apostamos por la reinvención y coproducción de bienes relacionales y bienes comunes, que no tienen precio monetario ni pueden estar garantizados por ley.

El artículo completo (26 páginas) se puede descargar aquí.

Repaso de documentos colgados en el primer trimestre de 2014 en fantova.net

archivos

En el apartado “Documentos propios/Cuestiones y políticas sociales” se han colgado en el primer trimestre de 2014 los siguientes documentos:

  • “Impulsemos el derecho a la garantía de ingresos” (4 páginas).
  • “Retos actuales de las políticas sociales en España (presentación)” (14 diapositivas).
  • “Retos actuales de las políticas sociales en España: una mirada desde el tercer sector” (24 páginas).

Dentro de “Documentos propios/Intervención y servicios sociales” las novedades del pasado trimestre son:

  • “Nota sobre acompañamiento social y autonomía personal” (7 páginas).
  • “Atención a mayores y sostenibilidad de la vida” (5 páginas).
  • “La psicología social, el trabajo social y la educación social ante la intervención social de hoy y mañana” (3 páginas).

En “Documentos propios/Desarrollo comunitario y sector voluntario” se encuentra “Reflexión y orientaciones estratégicas para organizaciones del tercer sector” (18 diapositivas).

En el apartado “Otros documentos/Cuestiones y políticas sociales se ha colgado “Una mirada a las políticas sociales en España desde el tercer sector” (5 páginas).

En la sección “Otros documentos/Intervención y servicios sociales” las novedades del pasado trimestre son:

  • “Intervención social, capital relacional y políticas públicas” (4 páginas).
  • “Recomendaciones del Consejo Vasco de Servicios Sociales” (15 páginas).
  • “Gizarte Zerbitzuen Euskal Kontseiluaren gomendioak” (15 páginas).
  • “La intervención social, construyendo una comunidad inclusiva” (5 páginas).

Por último en la parte de “Otros documentos/Desarrollo comunitario y sector voluntario” hemos colgado:

  • “Enfoque comunitario e intervención social” (6 páginas).
  • “Análisis del tercer sector y retos para el futuro” (5 páginas).